El escenario. EE.UU. experimenta sus límites en Medio Oriente