EE.UU. levantó la prohibición de viajar a Libia

Los ciudadanos norteamericanos tenían prohibido ese destino tras el atentado de 1988 en Escocia contra un avión de PanAm en el que fallecieron 270 personas
(0)
26 de febrero de 2004  • 12:25

WASHINGTON.- Las autoridades norteamericanas levantaron hoy las restricciones de viaje de sus ciudadanos a Libia, luego de que el gobierno de Trípoli reafirmara su responsabilidad en el atentado de Lockerbie (Escocia) en 1988.

Con este anuncio, la Casa Blanca elimina las restricciones de viajes de los estadounidenses que impuso hace 23 años contra Libia, país al que Washington ha acusado de patrocinar el terrorismo.

El ataque contra el vuelo 103 de la aerolínea Pan Am causó 270 muertos, entre ellos 181 estadounidenses.

La decisión de la Casa Blanca sobre la reanudación de viajes surge luego de que la agencia de noticias libia Jamahiriya desmintiera las declaraciones del primer ministro libio, Shokri Ghanem, de que su país no aceptaba responsabilidad por el atentado sobre la localidad escocesa de Lockerbie.

El gobierno libio emitió al mediodía un comunicado en el que dijo que "acepta responsabilidad por las acciones de sus funcionarios" y afirmó que ha llevado ante la Justicia a dos sospechosos vinculados con la explosión del avión.

Las declaraciones de Ghanem de que Libia sólo había accedido a pagar una indemnización de 2700 millones de dólares para "comprar la paz" y poner fin a la sanciones internacionales, no fueron del agrado del gobierno de EE.UU.

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, pidió aclaraciones sobre los comentarios de Ghanem y aplazó su anuncio sobre el levantamiento de las restricciones.

Se prevé que Powell explique hoy las medidas que ha tomado EE.UU. respecto a Libia durante una audiencia en el Congreso.

El levantamiento de las restricciones de viaje podrían marcar el inicio de un período de deshielo en las relaciones bilaterales, en momentos en que EE.UU. examina "cuidadosamente" las acciones de Libia contra el terrorismo.

El gobierno de George Bush busca un acercamiento con Libia luego de que su líder, Muamar Gadafi, decidiera públicamente renunciar al desarrollo de armas de destrucción masiva y permitir la verificación de su desmantelamiento por parte de inspectores de desarme.

Más de una decena de expertos de EE.UU. y el Reino Unido se encuentran en Libia para supervisar el desmantelamiento de su programa de armas nucleares.

Fuentes del gobierno estadounidense indicaron que se están explorando formas de normalizar las relaciones con Libia y, en ese sentido, se enviaría un diplomático a Tripoli.

Estados Unidos aún mantiene las sanciones comerciales que impuso a Libia a raíz del atentado de Lockerbie, mientras que la ONU levantó el 12 de setiembre de 2003 las sanciones que había impuesto al país árabe en 1991.

Fuente: EFE

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.