Suscriptor digital

EE.UU. pide que se respete la democracia

Advertencia: al felicitar a Putin, Clinton exigió un informe sobre los horrores en Chechenia y sugirió un encuentro cumbre.
(0)
28 de marzo de 2000  

WASHINGTON (ANSA).- El presidente norteamericano Bill Clinton no sólo felicitó ayer a Vladimir Putin sino que le advirtió que respete la democracia y que informe sobre los horrores cometidos en Chechenia.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca indicó que el presidente norteamericano espera ser invitado a Moscú "pronto" para establecer una relación directa con su nuevo interlocutor.

En un comunicado escrito, Clinton anunció que habló ayer por teléfono con Putin para felicitarlo por la victoria electoral y además fue claro en este sentido: "Le subrayé -afirma el comunicado- la importancia para Rusia y el mundo de reforzar los cimientos de la democracia rusa y profundizar sus relaciones internacionales".

Agregó, además, que "había pedido una investigación transparente e imparcial" sobre las violaciones a los derechos humanos en Chechenia.

Definida de este modo la posición norteamericana, Clinton se prepara para encontrarse apenas le sea posible con el nuevo presidente ruso.

Una cumbre -dejó entrever la Casa Blanca- podría organizarse en Moscú antes de la primavera. Clinton quiere hacer un intento, antes de dejar la presidencia Clinton, de relanzar las negociaciones con Rusia sobre el control de armas estratégicas.

A pesar de sus temores, el gobierno norteamericano ya dio algunas señales de disponibilidad: "Es un hecho histórico -afirmó en una entrevista concedida a la CNN la secretaria de Estado Madeleine Albright- que en Rusia existe un pase de poderes de manera democrática, constitucional".

Y agregó: "No creo que tengamos que tener prejuicios sobre el nuevo presidente. Sus palabras están bien, pero tenemos que ver sus acciones".

Cuestión de orden

Por otra parte, Albright dijo que los rusos demostraron claramente que desean una sociedad más ordenada.

"La cuestión es si ese orden será con O mayúscula o con o minúscula. A ninguno de nosotros nos gustaría ver el orden con O mayúscula -dijo la secretaria de Estado- Pero uno puede comprender por qué los rusos, después de un período caótico, quieren ver mayor orden en sus vidas."

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?