La polémica por el encuentro olímpico en Pekín. EE.UU. rechaza un boicot a los Juegos