EE.UU. registró una fuerte caída de la criminalidad

En 1999 alcanzó el menor índice en 27 años.
En 1999 alcanzó el menor índice en 27 años.
(0)
28 de agosto de 2000  

WASHINGTON.- Los crímenes violentos cayeron un 10 por ciento en 1999, hasta alcanzar un total de 30 millones de delitos, el índice más bajo desde 1973 en los Estados Unidos.

A comienzos de los 70, cuando el Departamento de Justicia comenzó este recuento, hubo 44 millones de delitos, desde asesinatos hasta robos personales. Por su parte, los delitos contra las propiedades disminuyeron el 8,9 por ciento entre 1998 y 1999, según el informe sobre criminalidad del Departamento de Justicia.

"Las cifras son una prueba más de que la estrategia anticriminal del gobierno Clinton-Gore, de poner más policías en las calles y menos armas en manos equivocadas, ha ayudado a que los Estados Unidos sean más seguros en una sola generación", dijo el presidente Bill Clinton tras la publicación del informe anual sobre violencia.

Por su parte, un vocero del candidato republicano George W. Bush señaló que "es típico del gobierno Clinton-Gore atribuirse las cosas buenas que suceden en los Estados Unidos..., pero el mérito corresponde en su mayor parte a los gobernadores y funcionarios locales que ayudaron a aprobar leyes más estrictas y sentencias más prolongadas".

Según el estudio, los factores que contribuyeron a la reducción de la cantidad de crímenes fueron el aumento del número de policías, el endurecimiento de las sentencias contra los delincuentes más violentos, los programas de prevención, la fortaleza de la economía y la nueva lucha contra el crimen en la que la comunidad y las autoridades tienen una colaboración sin precedente.

Tendencia preocupante

"La disminución de la criminalidad es una buena noticia para todos los norteamericanos y una muestra de la eficacia de las políticas y los programas innovadores", afirmó ayer la secretaria norteamericana de Justicia, Janet Reno, y advirtió que permanecerá vigilante para "continuar haciendo más seguras las calles".

Sin embargo, a pesar del optimismo de Clinton y de Reno, y de las estadísticas oficiales, algunos expertos advirtieron que las cifras presentadas por ciertos sectores de la población norteamericana son preocupantes.

Los únicos grupos donde la cantidad de delitos se mantuvo igual o superior a la del año pasado fueron los negros, que sufrieron 42 actos cada 1000 personas; los hispanos, con 33 cada 1000 casos, y los sectores de bajos recursos, con 58 crímenes cada 1000 ciudadanos.

La disminución más significativa de delitos fue para los ciudadanos blancos, que vieron caer las ofensas criminales de 36 a 32 cada 1000 personas. Según el informe, entre 1998 y 1999 el declive en los crímenes violentos fue del 32,7 por ciento, las violaciones disminuyeron un 40 por ciento, los robos con daños personales, el 38,5 por ciento; los asaltos con lesiones sufrieron una reducción del 41,2 por ciento, y las amenazas con armas de diferente tipo bajaron el 45,3 por ciento.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.