EE.UU: un hallazgo genético podría determinar el origen del ántrax