EI acecha al corazón de Irak con ataques en dos hoteles

Se atribuyó las explosiones de sendos coches bomba en el centro de Bagdad, que dejaron 15 muertos; atentado en una mezquita chiita
(0)
30 de mayo de 2015  

BAGDAD.- De Irak a Libia, pasando por Arabia Saudita. Estado Islámico (EI) demostró en unas horas la ampliación de su alcance y de su poder de fuego, con atentados en dos hoteles y una mezquita chiita, y la toma de un aeropuerto.

El foco de destrucción más importante tuvo lugar en dos de los hoteles más prestigiosos de Bagdad. Si bien nunca logró invadir la capital, EI demostró que sí puede hacer daño con tácticas terroristas. Primero fue con un coche bomba, que explotó anteanoche en el estacionamiento del lujoso hotel Ishtar. El estruendo, según testigos, se oyó en todo el centro de la capital. El Ishtar es un lugar cotizado para bodas y su perímetro comprende también el hotel Palestina y un club de moda, que en el momento del ataque estaba repleto.

Una segunda explosión se produjo en el estacionamiento del Babilonia, otro hotel elegante con vista al río Tigris. El balance de los atentados fue de 15 muertos y 42 heridos, pero pudo haber sido más amplio si la policía no hubiera alcanzado a desactivar otra bomba frente al Babilonia.

Detrás de las explosiones estaba EI, que reivindicó los ataques y alabó a su ejecutor, un kamikaze llamado Abu Qutaiba, que dejó los autos con explosivos en el Babilonia y se hizo volar tras estacionar el vehículo que conducía frente al Ishtar, "matando e hiriendo a decenas de infieles".

Horas después, la maquinaria de muerte se trasladó a Arabia Saudita, donde por lo menos cuatro personas murieron en un ataque contra una mezquita chiita en el este de la península, durante los tradicionales rezos del viernes.

EI se atribuyó nuevamente ese ataque contra la mezquita Al-Anud, en la región de Dammam, de mayoría chiita, que, según señaló en un comunicado, fue perpetrado por "un soldado del califato", en referencia al Estado proclamado en junio de 2014 en las zonas bajo su control de Irak y Siria.

El atacante suicida, identificado como Abu Jandal al-Jazrawi, consiguió alcanzar su objetivo pese a las medidas de seguridad en su entorno, en lo que EI describió como un "encuentro del mal", en alusión a los chiitas, considerados heréticos por los sunnitas fanáticos.

El Ministerio del Interior indicó que en la detonación se utilizó, como en Bagdad, un coche bomba. "Los guardias de seguridad sospecharon de un auto en un área de estacionamiento próxima a la mezquita", dijo un vocero.

Sin embargo, la cadena Al-Arabiya señaló que un atacante suicida vestido de mujer habría detonado los explosivos en la entrada de la mezquita. Así lo confirmó un testigo, que precisó que el agresor fue perseguido por jóvenes que habían instalado puestos de control. "Persiguieron al atacante cuando trató de entrar en la sección de mujeres de la mezquita", señaló el testigo.

Imágenes de Al-Arabiya muestran a los fieles dentro de la mezquita cuando se oye una explosión fuera del recinto. Los fieles entraron en pánico y corrieron a la salida, en una estampida que provocó numerosos desmayos.

Las coordenadas volvieron a cambiar en un tercer operativo exitoso de EI en Medio Oriente, con la toma del aeropuerto de Sirte, al este de Trípoli, una zona de Libia donde la milicia controla grandes zonas desde febrero pasado. En especial, la localidad de Nufliyeh, convertida en su feudo local.

El aeropuerto de Sirte estaba en manos de otra milicia, Fayer Libia, un grupo armado que en medio de la fragmentación que vive el país desde 2011 capturó la capital en agosto pasado e impulsó al gobierno a exiliarse al este del país.

La ONU pide más medidas

  • Unas 25.000 personas de más de 100 países se unieron a las milicias de Estado Islámico (EI) y el Frente al-Nusra en Siria e Irak, informó ayer la ONU. Las medidas de la comunidad internacional para bajar el flujo de combatientes extranjeros tienen que intensificarse, exigió el Consejo de Seguridad.
  • "Para ello hace falta una mayor cooperación internacional", dijo el jefe de la Interpol, Jürgen Stock, que informó al Consejo sobre la situación actual en la región.
Agencias AFP, AP, DPA, ANSA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.