El apoyo a la protesta se expande por el mundo