El arsenal casero de Hamas, una amenaza

Fabricaron misiles que tienen un alcance de hasta 60 kilómetros
(0)
10 de agosto de 2014  

Sería erróneo tener como única imagen del 1,8 millón de habitantes que viven en Gaza las fotografías de los desahuciados que pierden familiares y bienes en cada ataque israelí.

Como en la mayor parte del mundo árabe, Gaza está dividida en clanes, grupos familiares llamados khamula, que están establecidos desde hace varias décadas. "En el sur de Gaza, en la frontera con Egipto hay varios khamula, a veces conformados por cientos de personas, que se enriquecieron gracias al control del contrabando que pasaba por los túneles que unían Gaza con Egipto", explicó a LA NACION el doctor Ely Karmon, profesor del Instituto de Contraterrorismo en Herzliya, Israel.

Numerosos documentales muestran que esos túneles eran lo suficientemente grandes como para permitir el paso de autos y tractores. "Los palestinos de Hamas tienen un doble discurso. Por una parte hablan de la necesidad de permitir el libre ingreso de bienes y mercaderías para su población, y por otro usan la mayor parte de esos recursos para la fabricación de cohetes, armas o el propio enriquecimiento de los clanes dominantes", dijo el doctor Karmon.

Qatar es uno de los principales benefactores de Gaza, con un aporte de unos 400 millones de dólares anuales. Sin embargo, gran parte de la ayuda fue puesta en función de la industria bélica.

Durante un diálogo con LA NACION, un alto oficial del ejército israelí dijo que esta empobrecida región llegó a tener un arsenal de hasta 10.000 cohetes que mantiene en alerta a una potencia militar como es Israel. "Ante el cese de la ayuda militar directa de Irán y Siria, Hamas aprovechó el know-how de esos países para desarrollar su propia industria de fabricación de cohetes a partir de materiales civiles. Así construyeron misiles que tienen un alcance de entre 8 y 60 kilómetros", explicó el jefe militar.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.