El atacante de Orlando frecuentaba la disco Pulse, donde mató a 49 personas