El cambio climático, relegado por las disputas comerciales

Trump logró debilitar la discusión sobre el calentamiento al poner en primer plano la economía
Trump logró debilitar la discusión sobre el calentamiento al poner en primer plano la economía
Claire Parker
(0)
28 de junio de 2019  

WASHINGTON.- El cambio climático ha sido tradicionalmente un tema clave en la agenda de las cumbres del G-20 . Este año, incluso en un país anfitrión como Japón, que se jacta de ser líder en el tema, los expertos temen que los líderes de las naciones más ricas no den ningún paso significativo al respecto.

Ese pesimismo se sustenta en las señales que ya fueron enviadas antes de la cumbre, que arrancó anoche en la ciudad de Osaka. Los expertos en cambio climático dicen que como la actual Casa Blanca no cree en el cambio climático y a eso se suma la tendencia de Donald Trump a lanzar guerras comerciales, los líderes del mundo decidieron evitar cuidadosamente malquistarse con Washington por el tema.

Para países que no quieren caer en desgracia con Trump, moderar su retórica sobre el cambio climático pasa a ser un sacrificio necesario, dice Stewart Patrick, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores.

Japón y Estados Unidos están en medio de negociaciones comerciales, y Japón espera una reducción de aranceles para su sector automotor. Según Patrick, las preocupaciones comerciales y de seguridad estarán por encima de las prioridades del medio ambiente.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, prometió que su país sería líder en el tema, pero antes de la Cumbre del G-20 apenas emitió un tibio comunicado al respecto. El documento es más suave respecto del cambio climático que las declaraciones anteriores del G-20, y en ningún momento usa frases como "calentamiento global" o "descarbonización".

Una reunión de ministros de energía y medio ambiente de los países del G-20 que se realizó a principios de este mes terminó con una declaración con palabras meticulosamente elegidas y que sorprendentemente apenas menciona el Acuerdo de París 2015. Andrew Wheeler, administrador de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, había solicitado de antemano que la discusión virase al tema de los desechos oceánicos.

Según los expertos, esta evolución de los acontecimientos son síntomas de un giro global sobre el tema del cambio climático, mientras Trump sigue dando señales de que a Estados Unidos ya no le interesa impulsar esa agenda. Washington ha cuestionado sistemáticamente el consenso científico sobre el cambio climático y redujo sus esfuerzos para frenarlo.

El año último se registraron cifras récord de emisiones de carbón, y un experto de Naciones Unidas advirtió en un informe de esta semana que el cambio climático podría conducir a violaciones generalizadas de los derechos humanos, en especial, de los habitantes más pobres del mundo.

En el pasado, las cumbres del G-20 se convertían en foros donde los líderes de las principales economías del mundo elaboraban planes para mitigar la escalada de la crisis climática. En la cumbre de 2009, acordaron reducir los subsidios a los combustibles fósiles. En 2017, tras el anunció de que Estados Unidos se retiraba del Acuerdo Climático de París, los otros 19 miembros del G-20 reafirmaron su compromiso con ese acuerdo "irreversible", una postura que parecía subrayar el aislamiento del gobierno de Trump respecto del tema.

Dos años después, Trump ha conseguido asordinar la urgencia del problema, virando el tema de las conversaciones de los líderes mundiales hacia el acceso al mercado norteamericano. Los expertos dicen que permitir que los objetivos a corto plazo resten peso a las acciones para mitigar el cambio climático es una mala decisión.

Según un informe de 2018 del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, los líderes mundiales deberían dar pasos "sin precedente" para frenar las emisiones de carbono y así impedir que la temperatura global aumente 1,5 grados.

The Washington Post

Traducción de Jaime Arrambide

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.