El cambio climático, responsable de los fenómenos extremos