El caso Odebrecht sacude a Perú: piden la captura del ex presidente Toledo

Un tribunal le dictó 18 meses de prisión preventiva y emitió una orden a Interpol; según el gobierno, estaría en EE.UU. con planes de huir a Israel; habría recibido sobornos por US$ 20 millones
(0)
11 de febrero de 2017  

Toledo, en la tapa de todos los diarios de Perú
Toledo, en la tapa de todos los diarios de Perú Fuente: AFP

LIMA.- El escándalo Odebrecht se metió de lleno en los más altos niveles de la política peruana luego de que el gobierno pusiera ayer al ex presidente Alejandro Toledo en la lista de los criminales más buscados del país y ofrezca una recompensa por su captura, ante la acusación de recibir millonarios sobornos de la constructora brasileña.

Paolo Aldea, abogado del ex mandatario, afirmó que "Toledo está en París" y no tiene previsto regresar a Perú, a pesar de la prisión preventiva dictada anteayer por un juez. Sin embargo, el gobierno peruano afirmó ayer que el ex presidente está presuntamente en Estados Unidos y con planes de huir hacia Israel.

El escándalo que estalló en Brasil en 2015 como una derivación del esquema de corrupción en la petrolera estatal Petrobras afectó a varios dirigentes políticos de la región. Esta semana la fiscalía colombiana denunció aportes ilegales de un millón de dólares de Odebrecht a la campaña de 2014 del presidente Juan Manuel Santos, premio Nobel de la Paz.

En total, las denuncias de sobornos abarcan a 12 países, incluida la Argentina, donde la constructora brasileña reconoció haber pagado coimas para obtener contratos de obra pública.

En el último coletazo del escándalo, en Perú, el ministro del Interior, Carlos Basombrío, ofreció una recompensa de 100.000 soles (unos 30.600 dólares) por cualquier información que lleve a la captura de Toledo y pidió a la Interpol que acelere sus procedimientos para emitir la alerta roja mundial.

"Esto es una recompensa a nivel mundial. Quien nos brinde información de cualquier país del mundo (...) recibirá la recompensa", afirmó Basombrío a Canal N.

"Perú no se merece que otro presidente se fugue. Sería la tercera vez en nuestra historia y haremos lo posible para que eso no ocurra", dijo.

"Un hombre que fue presidente de la República y gobernó cinco años por lo menos debería dar la cara a los peruanos", resaltó Basombrío

La justicia ordenó anteayer la detención preventiva de Toledo por 18 meses, luego de que la fiscalía lo acusó de recibir pagos ilícitos de Odebrecht por unos 20 millones de dólares a cambio de la concesión de dos tramos de la ruta interoceánica, construidos durante su gobierno en 2005.

Según la fiscalía, existe evidencia de que de ese total, unos 11 millones de dólares fueron transferidos a la cuenta de un socio de Toledo, el empresario peruano-israelí Josef Maiman, que los fiscales creen que está involucrado en los pagos de sobornos de Odebrecht.

El abogado de Toledo dijo ayer que en diálogo telefónico con su defendido le recomendó no regresar a Perú mientras se apela la prisión preventiva.

Aldea señaló que acordaron presentar la apelación el martes próximo, día en el que vence el plazo legal para hacerlo. Además, dijo que el hecho de que espere el resultado no agrava su situación ni la complica, aunque afirmó que ya pasa a la condición de prófugo.

El abogado explicó que uno de los argumentos de su apelación será la prescripción, ya que el supuesto delito por el que se pide la prisión preventiva (tráfico de influencias) se cometió en 2004 y prescribe en ocho años. El ex mandatario es investigado también por presunto lavado de activos.

Toledo, que salió de la pobreza y llegó al poder como símbolo anticorrupción tras una destacada carrera en la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, gobernó Perú entre 2001 y 2006.

Su elección siguió a un escándalo de corrupción en la gestión de su predecesor, Alberto Fujimori, que se refugió en Japón a fines de 2000. Fujimori cumple actualmente una condena de 25 años en prisión por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

Las investigaciones de la fiscalía, indican que Toledo podría haber incurrido en los delitos tipificados como tráfico de influencias y lavado de activos. Según los delitos que se imputen y finalmente se comprueben, el ex presidente está expuesto a hasta 28 años de cárcel.

Odebrecht reconoció en un acuerdo judicial en Estados Unidos, en diciembre, que en total pagó unos 29 millones de dólares para ganar la concesión de obras públicas en Perú entre 2005 y 2014, durante los gobiernos de Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

Otros líderes bajo presión

Luiz Inacio Lula da Silva

El ex presidente brasileño (2003-2010) enfrenta un proceso judicial por supuestas ayudas recibidas del ente de fomento público para que Odebrecht obtuviera contratos en África

Juan Manuel Santos

La fiscalía colombiana pidió que se investigue la presunta llegada de sobornos de Odebrecht a la campaña de reelección de 2014 del actual presidente colombiano y premio Nobel de la Paz

Juan Carlos Varela

El presidente panameño fue acusado ante la justicia por un ex asesor, el abogado Ramón Fonseca Mora, de haberse beneficiado del esquema de sobornos de la constructora brasileña

Ollanta Humala

La fiscalía pide que el ex presidente peruano (2011-2016) declare como testigo por gobernar durante el lapso en que Odebrecht reconoció el pago de coimas en el país

Agencias Reuters, DPA y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.