El chavismo intenta blindarse en el último día con mayoría