El Colegio Electoral, en la mira