El combustible derrumbó las torres

(0)
10 de diciembre de 2001  

NUEVA YORK (ANSA).- Osama ben Laden no esperaba que las Torres Gemelas, de Nueva York, se derrumbaran por completo a causa del impacto de los aviones secuestrados por terroristas suicidas, según dijo en un video, pero los edificios se derrumbaron porque su estructura se debilitó a raíz del incendio causado por el combustible de las aeronaves.

Si bien las torres fueron construidas para resistir un fuerte impacto, el excesivo calor provocó la destrucción de la estructura metálica de los edificios.

Según el análisis técnico de John Knapton, de la universidad británica de Newcastle, "los 91.000 litros de combustible aeronáutico de alto poder calórico hicieron ceder los pilares, los cuales se precipitaron haciendo caer toda la estructura bajo el peso de decenas de pisos superiores".

La estructura de las torres, que consistía en un núcleo vertical central de acero y cemento, garantizaba un período mínimo de resistencia en caso de incendios de una a dos horas. Nadie previó por entonces las altísimas temperaturas de la combustión de tanta cantidad de combustible.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.