El Consejo de Seguridad exige por unanimidad una tregua en Siria

El principal órgano de la ONU se pronunció tras los bombardeos del régimen, que dejaron más de 500 muertos en Ghouta
(0)
25 de febrero de 2018  

NUEVA YORK.- Tras la resistencia inicial de Rusia y días de negociación, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprobaron por unanimidad ayer una resolución que exige un cese del fuego de 30 días y "sin demora" en toda Siria para entregar ayuda humanitaria a millones de personas y evacuar a los heridos y los enfermos graves.

La medida se dio luego de que por lo menos 500 civiles murieron por los bombardeos del régimen sirio en el este de Ghouta, un enclave controlado por grupos rebeldes cerca de Damasco.

El Consejo "insta a todas las partes sin dilación a suspender las hostilidades por un período de tiempo de por lo menos 30 días consecutivos", señala el documento. La resolución pretende permitir que llegue ayuda humanitaria a las zonas sitiadas y que las organizaciones de la ONU y sus aliados puedan trasladar a las víctimas de la guerra a un lugar seguro. Las intervenciones militares contra grupos terroristas como Estado Islámico, Al-Qaeda y Al-Nusra quedarían excluidas de la tregua. Sin embargo, por el momento no está claro si la medida será acatada por las partes en conflicto.

Los autores de la resolución, Kuwait y Suecia, la enmendaron para obtener el apoyo de Rusia, al eliminar la exigencia de que entre en vigor en 72 horas. El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, había insistido en que era poco realista exigir un cese del fuego inmediato. Por su parte, la embajadora norteamericana en la ONU, Nikki Haley, declaró: "Estamos respondiendo de manera tardía a esta crisis, muy tardía" y acusó a Rusia de haber retrasado el proceso. El representante sueco Olof Skoog dijo que la resolución podría desescalar la violencia y salvar vidas. "No es un acuerdo de paz completo para Siria, pero sí es un paso que puede llevar a una reducción de la escalada de violencia. Los convoyes y equipos de evacuación de la ONU están listos para partir", manifestó.

Mientras tanto, las tropas del gobierno sirio seguían atacando intensamente la zona rebelde de Ghouta, causando por lo 32 muertos ayer, según informa el Observatorio sirio de Derechos Humanos. En Ghouta hay unas 400.000 personas que permanecen allí completamente aisladas del mundo exterior. Los bombardeos habrían causado graves daños a varios edificios, entre los que se encuentran diez hospitales que tuvieron que dejar de funcionar debido a los destrozos.

La oposición siria manifestó que también varios aviones rusos participaron de los ataques a Ghouta, donde "muchas personas se esconden en refugios clandestinos con pocos alimentos y suministros médicos en medio de un cerco del gobierno". Rusia ha sido uno de los principales patrocinadores del presidente sirio, Bashar al-Assad, desde que comenzó el conflicto del país, hace siete años. En 2015, Moscú se unió a la guerra en el bando de Al-Assad y contribuyó a inclinar la balanza del poder a su favor.

Por su parte, según la agencia oficial de noticias siria, SANA, los rebeldes de Ghouta, a su vez, lanzaron ayer 40 cohetes contra zonas residenciales de Damasco e hirieron al menos a siete civiles. En los últimos meses, los ataques de los rebeldes contra la capital siria causaron la muerte de más de 120 personas.

Agencias AFP, AP, DPA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?