Suscriptor digital

El debate sobre la flexibilización del porte de armas, otra vez en el ojo del huracán

Antes de la matanza, Bolsonaro dijo que espera enviar un proyecto de ley para facilitar el acceso a la compra
Alberto Armendáriz
(0)
14 de marzo de 2019  

RÍO DE JANEIRO.- El tiroteo en la escuela de la localidad paulista de Suzano reavivó ayer el debate sobre el acceso a las armas en Brasil , donde el nuevo gobierno de Jair Bolsonaro es un gran promotor de su liberalización.

Poco antes de la matanza, en una reunión con periodistas en el Palacio del Planalto, el propio mandatario reveló que duerme con una pistola al lado de su cama en el Palacio da Alvorada, aunque la residencia presidencial tiene un sólido sistema de seguridad. Y aprovechó el encuentro para adelantar que espera mandar pronto al Congreso un proyecto de ley para flexibilizar el porte de armas de fuego. En enero pasado, Bolsonaro sancionó un decreto por el que se facilitaron las reglas para comprar armas.

En el Parlamento, en tanto, los partidos de la oposición expresaron su rechazo a continuar en ese camino. "Es una tragedia con chicos dentro de una escuela que trae otro debate de la cuestión del porte de armas. Tengo históricamente una posición contraria y debemos debatir el tema. No podemos no ser sacudidos con dramáticos acontecimientos como el de Suzano", señaló el senador Randolfe Rodrigues, de la Red Sustentabilidad.

Por su parte, la presidenta del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), la diputada Gleisi Hoffmann, escribió en Twitter: "Tragedias como esta resultan del incentivo a la violencia y a la liberalización del uso de armas. Brasil necesita paz".

Con ella coincidió la diputada Jandira Feghali, del Partido Comunista de Brasil y líder de la minoría. "No podemos desvincular actos como esos del ambiente de odio y de las prioridades equivocadas de un gobierno que vocifera que la solución es armar a la población y tiene como proyecto la persecución de quienes osan defender una educación que forme ciudadanos libres para pensar y emitir sus opiniones", resaltó.

En 2017, Brasil alcanzó la cifra récord de 63.880 asesinatos, la mayoría con armas de fuego, según el Foro Brasileño de Seguridad Pública. La tasa de homicidio es de 30,8 por cada 100.000 habitantes, es decir, 175 muertes violentas por día. Los datos condensados del año pasado aún no están disponibles.

Desde el oficialismo, en cambio, los legisladores tomaron la matanza en la escuela en Suzano para resaltar la necesidad de poner un freno a la inseguridad con más armas. El senador Major Olímpio, del Partido Social Liberal (PSL) -el mismo de Bolsonaro-, apuntó que si en la escuela hubiese habido empleados armados se hubiera podido evitar tantas víctimas.

"Un ciudadano con arma regular dentro de la escuela, un profesor, un empleado o un policía militar jubilado, podría haber minimizado el tamaño de la tragedia. Vamos a discutir sin hipocresía la legislación y ver dónde estamos siendo omisos", dijo Olímpio durante una reunión de la comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía.

Muchas veces crítico de las decisiones de Bolsonaro, su vicepresidente, el general de reserva Hamilton Mourão, advirtió que casos como el de Suzano no sirven para ponderar la liberalización o no de las armas.

"¿Me va a decir que los atacantes usaban armas legales? No tiene nada que ver", respondió a la prensa. "Es muy triste lo que está sucediendo. Estas cosas no ocurrían en Brasil. En mi opinión, lo que sucede es que hoy vemos a los chicos adictos a los videojuegos. Y son videojuegos violentos. Eso es lo que hacen", afirmó el vicepresidente brasileño.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?