Nuevo gesto del Pontífice: recibió a embajadores musulmanes. El diálogo con el islam es "vital", afirmó el Papa