Siguen los bombardeos sobre Irak. El dilema de atacar o no en Ramadán