El dilema de Cameron

Leonardo Boix
(0)
17 de agosto de 2012  

LONDRES.- Al primer ministro británico, David Cameron, golpeado por el dilema de qué hacer con Julian Assange, le estalló una crisis que puede enturbiar aún más las relaciones con América latina, tras los fuertes choques con la Argentina por las islas Malvinas.

A pesar de recientes intentos del gobierno británico de reforzar los lazos comerciales y diplomáticos con países latinoamericanos, las últimas tensiones con Buenos Aires por Malvinas, y ahora con Ecuador por haberle otorgado asilo a Julian Assange, ponen en serios problemas un vínculo complejo, marcado, desde hace siglos, por la expansión comercial y la estrategia geopolítica.

En 2010, el canciller británico, William Hague, afirmó en el emblemático Canning House que Londres buscaba revertir la caída de la influencia diplomática británica en América latina.

Tanto Hague como Cameron buscaban no dejar que "diferencias" como la soberanía de las Malvinas "fueran obstáculo para las relaciones positivas que busca" Londres. Incluso revelaron que Gran Bretaña está en proceso de aumentar su personal diplomático en la región y abrir nuevas sedes.

Sin embargo, la pelea diplomática con Buenos Aires se intensificó este año en el marco de 30° aniversario de la Guerra de Malvinas y por la exploración por parte de petroleras británicas en aguas del archipiélago austral. La Argentina incluso buscó apoyo del Mercosur y la Unasur; del mismo modo, Ecuador busca ahora regionalizar el caso Assange.

El respaldo latinoamericano a la Argentina y Ecuador frente a las presiones de Londres podría significar un duro golpe a las esperanzas británicas de expandir el comercio con el continente. De todos modos, los diplomáticos británicos ven el apoyo regional como gestos "más bien simbólicos y con poco impacto práctico hasta ahora". Sin embargo, Matt Ince, analista del Royal United Services Institute, dijo que los intereses estratégicos británicos en América latina "sí podrían verse amenazados".

"Gran Bretaña tiene una oportunidad de dejar en claro [a otros países sudamericanos] que apoyar a la Argentina y Ecuador tendrá un costo alto, como unas relaciones menos favorables con Londres", concluyó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.