Crisis. El dólar paralelo no encuentra su techo en Venezuela: llegó a 150 bolívares