El duro impacto emocional de vivir de tragedia en tragedia