De cara a la interna del 1º de junio. El "estilo boricua" domina la elección demócrata