El ex-CEO de Starbucks pone nerviosos a los grandes partidos

La posible postulación de Howard Schultz afectaría más a los demócratas
La posible postulación de Howard Schultz afectaría más a los demócratas
Rafael Mathus Ruiz
(0)
9 de febrero de 2019  

WASHINGTON.- Pocas candidaturas provocaron un rechazo tan instantáneo como la del ex-CEO de Starbucks Howard Schultz. Apenas reveló su intención de competir como un "independiente centrista", un nombre saltó del pasado al presente: Ralph Nader, para muchos, responsable de la derrota de Al Gore en la elección presidencial de 2000 a manos de George W. Bush .

La presencia de candidatos de "terceros partidos" en las elecciones presidenciales ha sido siempre un dolor de cabeza para republicanos o demócratas. Los republicanos, ahora en la Casa Blanca, culpan a Ross Perot por la derrota de George H. W. Bush en 1992 ante Bill Clinton. Los demócratas, a Nader por el fracaso de Gore. En 2016 no fueron pocos quienes, calculadora en mano, contaron los votos que obtuvo la candidata ecologista Jill Stein: eran sufragios que, en los papeles, podrían haber ido a Hillary Clinton .

El fantasma para 2020 tiene nombre: Howard Schultz. Si, finalmente, se decide a competir, Schultz ya anticipó que lo hará por fuera de los dos "grandes" de la política norteamericana.

"¡No ayudes a elegir a Trump, multimillonario imbécil ególatra!", le gritó un hombre a Schultz, en uno de sus primeros eventos. El video con la explosiva protesta se viralizó en las redes.

Como otros candidatos fuera de órbita, Schultz ha intentado movilizar la conversación con una crítica directa al bipartidismo, a republicanos y a demócratas, que se han intercalado en el poder durante la mayor parte de historia política de Estados Unidos.

"Imaginen si más líderes elegidos colaboraran, desinteresadamente pusieran al país por encima del partido y solo estuvieran en deuda con las mejores ideas que sirven a los intereses de más estadounidenses", escribió Schultz en una columna de opinión en el diario USA Today.

Por ahora, Schultz solo coquetea con la posibilidad de ser candidato a presidente. Pero, teniendo en cuenta que las elecciones presidenciales más reñidas se han resuelto en un puñado de estados por unos miles de votos o menos, la sola mención a su presencia en 2020 alcanzó para que varios demócratas pusieran el grito en el cielo, ante el temor de que pudieras quitarles cualquier chance de derrotar a Trump.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.