El ex presidente recurre al abogado de Tyson y Assange para una apelación ante la ONU