El extraño caso del bebe que nació dentro del saco amniótico

Normalmente, el saco amniótico se rompe por su cuenta durante el parto y por cesárea, el cirujano corta a través de ella para sacar al bebe
Normalmente, el saco amniótico se rompe por su cuenta durante el parto y por cesárea, el cirujano corta a través de ella para sacar al bebe Fuente: Archivo - Crédito: BBC
Nació por cesárea, tres meses prematuro y a las 26 semanas de gestación; la bolsa no se rompió hasta que estuvo afuera; ocurre en uno de cada 80.000 partos.
(0)
25 de febrero de 2015  • 18:30

William Binder, un neonatólogo del Centro Médico Cedar-Sinai de Los Ángeles, en Estados Unidos, se llevó la sorpresa de su vida durante un parto en el que el bebé nació cuando todavía se encontraba dentro del saco amniótico.

"Nos quedamos sin respiración. Fue un momento asombroso que quedará en mi memoria durante mucho tiempo", dijo Binder quien tomó una foto con su teléfono móvil segundos antes de romper el saco.

Chelsea Philips, la madre del bebé, al que han llamado Silas, dijo que no tenía ni idea de que su hijo iba a tener un nacimiento tan raro.

"Se encontraba en posición fetal y podías ver sus brazos y piernas doblados. Fue muy interesante verlo". Silas nació por cesarea, tres meses prematuro, a las 26 semanas de gestación.

Extremadamente raro

Algunos médicos calificaron la forma en la que llegó al mundo de Silas como un "milagro médico".

Y es que la probabilidad de que el saco amniótico quede completamente intacto después del nacimiento es extremadamente raro: ocurre en uno de cada 80.000 partos.

Saco amniótico

Es la cubierta de dos membranas que cubre al embrión y que se forma entre el octavo y noveno día de la fecundación. Es donde el bebé nonato se desarrolla y crece.

La membrana interna, llamada amnios, contiene el líquido amniótico y el feto en su interior. Y la membrana exterior, llamado corión, contiene el amnios.

El amnios es una fina membrana que envuelve y protege al embrión y está lleno de un fluido salino llamado líquido amniótico. El líquido ayuda a proteger al bebé de golpes y lesiones, y lo dota de fluidos que puede respirar y tragar. También mantiene al bebé en una temperatura constante.

Normalmente, el saco amniótico se rompe por su cuenta durante el parto, lo que comúnmente se conoce como "romper aguas". Durante una cesárea, el cirujano corta a través de ella para sacar al bebe.

A pesar de nacer prematuro, Silas está progresando bien y los médicos esperan que pueda ir a casa en un mes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.