Suscriptor digital

El FMI y el Grupo de Lima le suman presión al chavismo

Rafael Mathus Ruiz
(0)
5 de febrero de 2019  

WASHINGTON.- El Grupo de Lima se reunió para enviar una nueva señal de respaldo al gobierno interino de Juan Guaidó en Venezuela y elevar la presión internacional sobre el régimen de Nicolás Maduro , en el primer encuentro desde que el presidente interino, respaldado por el grupo, asumió el cargo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) envió la primera señal a las conversaciones del Grupo de Lima sobre potenciales planes futuros para reconstruir el país tras una eventual salida del régimen de Nicolás Maduro. El número dos del FMI, David Lipton, dijo anteayer que para resolver la crisis de Venezuela serán necesarios un "amplio" respaldo de la comunidad internacional y un "apoyo externo generoso".

"Para hacer frente a la devastadora crisis económica y humanitaria, Venezuela requerirá un amplio apoyo de la comunidad internacional", señaló Lipton.

El mensaje de Lipton, número dos de Christine Lagarde , fue la declaración de más alto nivel del Fondo sobre Venezuela desde que Guaidó asumió como presidente encargado y llegó antes de que varias potencias europeas, accionistas de peso en el Fondo, reconocieran por primera vez a Guaidó como mandatario legítimo, al expirar el ultimátum que le habían dado a Maduro para que convocara a elecciones libres.

La mención de un "apoyo externo generoso" pareció hacerse eco de una previsión en la mente de analistas, diplomáticos y funcionarios: el Fondo tendrá un papel central en la implementación de un paquete de ayuda financiera para sacar al país de la crisis económica.

"Esta crisis plantea enormes desafíos de seguridad, humanitarios y económicos para todo el hemisferio", había afirmado la ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, al convocar la reunión. Freeland también comparó la situación que atraviesa Venezuela con Siria, al advertir sobre la manera en la cual una crisis de refugiados puede tener impactos más amplios y desestabilizadores sobre otros países. El canciller Jorge Faurie viajó a la reunión.

El nuevo encuentro del Grupo de Lima llegó en un momento clave. Los países buscan apuntalar la fortaleza que mostró Guaidó desde que se convirtió en "presidente encargado" para terminar de arraigar la transición política. La reunión marcó además el debut oficial de Julio Borges, una de las figuras de la oposición venezolana exiliadas en Estados Unidos, como embajador de Guaidó ante el Grupo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?