El Frente, con un economista moderado