El G-8 tiene en pie de guerra a Evian

Se desplegaron 15 mil policías por miedo a atentados y protestas
(0)
30 de mayo de 2003  

LAUSANA, Suiza.- Rodeada de un despliegue de seguridad sin precedente, la pequeña ciudad francesa de Evian se preparaba ayer para recibir, este domingo, a los jefes de Estado y de gobierno de los siete países más industrializados y Rusia.

A dos días del inicio de la cumbre del G8, el tranquilo centro turístico francés, encajonado entre los Alpes y el lago Leman y famoso por sus bucólicos paisajes y agua mineral, está casi en pie de guerra. El miedo a violentas protestas antiglobalización y a posibles atentados terroristas, de hecho, hizo que Francia movilizara a 15.000 policías y soldados en la ciudad y sus alrededores-dos por cada ciudadano de los 7500 que tiene Evian-, mientras otros 8600 patrullarán los Alpes suizos. El despliegue se completa con misiles tierra-aire y radares colocados en el cercano lago Ginebra.

Sin embargo, miles de manifestantes desfilaron ayer pacíficamente por las calles de Annemase para disipar el temor de que ese pueblo francés, lo más cerca que podrán llegar los "globalifóbicos" al escenario de la cumbre, pueda convertirse en un campo de batalla.

En anticipación a la protesta principal del domingo contra la cumbre, los manifestantes marcharon detrás de una pancarta en la que aseguraban que "Evian no será Génova".

En este sentido, aludían a la reunión celebrada en la ciudad italiana en julio de 2001, donde las protestas protagonizadas por unas 150.000 personas derivaron en violentos enfrentamientos con la policía, y en los que perdió la vida el joven Carlo Giuliani.

Asimismo, unas 5000 personas marcharon también en la ciudad suiza de Lausana -al otro lado de Evian-, donde los escaparates de muchos comercios fueron cubiertos para prevenir actos de vandalismo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.