El gesto más esperado de la Cumbre: Barack Obama y Raúl Castro se saludaron en un primer encuentro