El giro de Trump desata una ola de violencia en el mundo musulmán