El globo de Fossett pasó por la Argentina en busca de la hazaña

El Spirit of Freedom atraviesa ahora el océano Atlántico
(0)
28 de junio de 2002  

"Cruzar la cordillera de los Andes es un hito emocionante, pero también un instante decisivo. Es el último lugar posible para aterrizar antes de la llegada a Australia. El límite entre el éxito y el fracaso."

Así definía el millonario Steve Fossett, desde su página en Internet, su paso por el sur del continente americano, que se concretó ayer a la madrugada con un sobrevuelo de sólo seis horas por la Argentina con su globo Spirit of Freedom, con el cual busca establecer la hazaña de ser el primero en dar la vuelta al mundo en solitario.

A Fossett le queda por delante un 50 por ciento del recorrido total de 28.000 kilómetros, en este caso totalmente sobre agua, lo cual hace más complicado el apoyo logístico en caso de una emergencia.

Fossett ingresó en el espacio aéreo argentino a la altura del lago Viedma y pasó cerca de Río Gallegos, para dirigirse luego hacia el sudoeste de Malvinas y las islas Sándwich del Sur, a una altura de 7000 metros y en una trayectoria más al sur de lo deseado por el control de la misión.

La Fuerza Aérea Argentina mantenía un alerta preventivo del sistema de búsqueda y rescate con base en la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia, que incluye un avión Hércules C-130, un Fokker F-27 y un buque de salvamento. El globo aerostático propulsado por helio estuvo en todo momento "resguardado en su nivel de vuelo" desde los puestos de control argentinos, que mantuvieron "constante comunicación" con Fossett a través de sistemas HF y VHF de radio.

Anoche el globo estaba ganando velocidad aprovechando corrientes ascendentes que le permitirían torcer el rumbo más hacia el Norte para ir en busca del sur de la costa sudafricana y de la isla de Madagascar. El centro de control de la misión dijo, desde Missouri, que aún "confiaba" en que la fecha de arribo a Australia sea el 2 o el 3 de julio.

Confianza

"Está muy entusiasmado de que el vuelo pueda continuar y ser un éxito", dijo Barry Tobias, coordinador asistente de control de tráfico aéreo de la misión en una conversación con la agencia Reuters.

"A no ser que aparezca algo inesperado, estamos dispuestos a cruzar el Atlántico", añadió.

El último fin de semana, Fossett logró atravesar con éxito una tormenta en el océano Pacífico cuando se encontraba a 2500 kilómetros al este de Nueva Zelanda.

El año pasado, Fossett fracasó en su anterior intento de dar la vuelta al mundo, cuando tuvo que lanzarse en paracaídas en Brasil azotado por un temporal, pero marcó entonces el récord del vuelo en solitario y el segundo vuelo en globo más largo de la historia.

En junio quiso intentar de nuevo la hazaña, pero el globo no pudo ponerse en marcha tras caerse en Kalgoolie (Australia) durante el proceso de carga de combustible.

El viaje de Fossett puede seguirse por Internet en la dirección www.spiritofreedom.com .

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?