El gobierno colombiano y las FARC sellaron el acuerdo de paz en La Habana