El gobierno de Nepal dijo que los muertos por el sismo superarían los 10.000