La Casa Blanca critica a China en otro aniversario de la matanza en la Plaza Tiananmen

Las protestas por la democracia de la Plaza Tiananmen, en el centro de Pekín, fueron duramente reprimidas en un baño de sangre y fuego
Las protestas por la democracia de la Plaza Tiananmen, en el centro de Pekín, fueron duramente reprimidas en un baño de sangre y fuego Fuente: Archivo - Crédito: BBC Mundo
(0)
3 de junio de 2020  • 17:50

WASHINGTON.- Mientras amenaza con enviar el Ejército para reprimir a los manifestantes que marchan en Estados Unidos por la muerte de George Floyd , el gobierno de Donald Trump saludó ayer a los manifestantes de la Plaza Tiananmen , la histórica protesta por la libertad que fue aplastada a sangre y fuego en 1989.

Estados Unidos también presionó para que China brinde un recuento completo de los muertos que hubo durante la represión en Pekín, mientras que el secretario de Estado Mike Pompeo se reunió con sobrevivientes.

Washington emite una declaración similar en cada aniversario de la represión de Tiananmen, pero esta conmemoración provocó un momento incómodo debido a que Trump amenazó con utilizar la fuerza militar para frenar las protestas que atraviesan todo el país .

Pompeo publicó una foto suya reuniéndose con cuatro figuras de la Plaza Tiananmen , incluido Wang Dan, quizás el más destacado de los líderes estudiantiles detrás de las multitudinarias manifestaciones para impulsar reformas democráticas.

"Reiteramos nuestro llamado por un recuento completo público de los fallecidos o desaparecidos", dijo la vocera del Departamento de Estado, Morgan Ortagus. "Estamos de luto por las víctimas del 4 de junio de 1989 y apoyamos a la gente de China que continúa aspirando a un gobierno que proteja los derechos humanos, las libertades fundamentales y la dignidad humana básica", agregó.

El gobierno de China nunca proporcionó una cifra de muertos por la represión, en la que se cree cientos, tal vez miles de manifestantes, fueron asesinados.

El aniversario se produce días después de que la policía disparó bombas de humo y gas pimienta para desactivar una protesta pacífica frente a la Casa Blanca, permitiendo que Trump pudiera tomar una foto en una iglesia cercana. Los incidentes fueron destacados además en los medios de comunicación estatales controlados por Pekín, que denunció la "hipocresía" norteamericana.

En 1990, Trump dijo que los líderes chinos "casi lo arruinaron" en la Plaza de Tiananmen, pero que en última instancia mostraron "el poder de la fuerza", comentarios que le valieron críticas cuando buscaba llegar a la Casa Blanca.

Agencias AFP y DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.