El hijo de Nicolás Maduro bailó bajo una lluvia de dólares en una fiesta