El hombre de los zapatos explosivos seguirá preso

Le negaron la libertad condicional
(0)
29 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- Richard Reid, el joven de 28 años arrestado hace una semana por haber intentado hacer explotar un avión de American Airlines en vuelo de París a Miami encendiendo un explosivo oculto en sus zapatos, seguirá preso. Así lo decidió una jueza federal, que le negó ayer en Boston la libertad condicional bajo caución.

Reid se presentó por segunda vez frente a la jueza Judith Dein, que examinó las pruebas reunidas por la fiscalía y dijo que eran suficientes para mantener al acusado en prisión.

Durante la audiencia, la agente especial del FBI Margaret Cronin dijo que la cantidad de explosivo hallado en los zapatos de Reid era suficiente para hacer caer el avión.

La sustancia que se encontró en el calzado de Reid era el "Tatp" o triperodóxido de triacetona, denominado "madre de Satanás" por los terroristas palestinos en Medio Oriente.

Cronin fue llamado a testimoniar en la audiencia que finalizó con la decisión de la jueza federal Dein de que Reid permanezca en la cárcel.

El fiscal federal Michael Sullivan logró demostrar al juez que había recogido pruebas suficientes para justificar la extensión de la detención de Reid, que, por ahora, está acusado de haber agredido a un asistente de vuelo. No obstante, se considera probable que el fiscal sume nuevas acusaciones, de delitos más graves, antes de que concluya los 30 días después del arresto.

Agente de Bush, sospechoso

Por otra parte, el presidente norteamericano, George W. Bush, se mostró ayer profundamente molesto por un incidente en el que se impidió abordar un vuelo comercial a un agente del Servicio Secreto por ser de origen árabe.

El hecho ocurrió el martes, cuando el agente, que no fue identificado, debía tomar un vuelo desde Baltimore a Dallas para sumarse a la custodia de Bush durante su estancia en el rancho de Texas.

El primer vuelo en que debía viajar el agente, que portaba un arma porque estaba de servicio, fue cancelado y el hombre hizo reserva en un segundo vuelo. Después de subir al avión se le pidió que bajara para una inspección de seguridad y, finalmente, se le impidió que tomara el vuelo porque el piloto encontró incoherencias en los formularios que el hombre había llenado, según la aerolínea American.

Finalmente, se le permitió que volara el miércoles.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.