El "hombre volador" logró cruzar el Canal de la Mancha a bordo de su tabla

Vestido de negro y rojo, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde
Vestido de negro y rojo, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde Fuente: Reuters
(0)
4 de agosto de 2019  • 14:37

SANGATTE (AFP).- Fue la segunda su vencida. Hoy, Franky Zapata, el hombre que sorprendió a todos en París durante el acto por el aniversario de la toma de la Bastilla, cuando apareció en el cielo volando con una tabla inventada por él, logró cruzar el canal de la Mancha a bordo de su "Flyboard" en unos 20 minutos.

Este francés de 40 años despegó a las 8.15 (6.15 GMT) a bordo de su tabla voladora desde la playa de Sangatte, norte de Francia, en medio de un ruido ensordecedor y bajo la mirada de cientos de curiosos.

Vestido de negro, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde, tras sobrevolar el canal a entre 15 y 20 metros de altura, convirtiéndose en el primer hombre en cruzar el canal de la Mancha a bordo de una tabla voladora.

Durante la travesía, se posó durante unos momentos en un barco, en aguas francesas, para cambiarse la mochila, en la que llevaba el queroseno necesario para que su aparato funcionara.

Según relató después a la prensa, el aterrizaje en ese barco fue complicado: "Todavía se movía bastante, no logré posarme a la primera pero lo hice al segundo. Sabía que había hecho lo más difícil". Luego volvió a despegar hacia las costas británicas, donde aterrizó tras haber recorrido los 35 km del estrecho, de pie sobre su máquina voladora dotada de cinco turborreactores de aire que permiten despegar y avanzar a hasta 190 km/h, con una autonomía de unos diez minutos.

A su llegada a las costas británicas, Zapata levantó el puño y se abrazó a uno de sus colaboradores.

Vestido de negro y rojo, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde
Vestido de negro y rojo, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde Fuente: Reuters

"Veía Inglaterra que se iba acercando e intenté disfrutar para no pensar en el dolor. ¡Las piernas me quemaban!", aseguró Zapata, justo después de aterrizar, y añadió que se trató de un "trabajo de equipo".

Nuevos desafíos

Tras su cometido, el hombre aseguró que ya tiene otros objetivos en mente, como terminar su "coche volador". "Quiero volar a 2000 metros y volar por encima de las nubes. ¡Es la próxima etapa!", declaró.

El 25 de julio, 110 años después del éxito del francés Louis Blériot, primer aviador en atravesar la Mancha, Zapata se lanzó desde el mismo lugar con su invención. Sin embargo, pocos minutos después de entrar en aguas inglesas cayó al agua, tras golpear levemente la plataforma del barco de abastecimiento donde intentaba posarse.

Vestido de negro y rojo, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde
Vestido de negro y rojo, con arnés y casco, despegó rumbo a la bahía de St. Margaret, sur de Inglaterra, donde aterrizó 22 minutos más tarde Crédito: DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.