El hospital de Wuhan confirma la muerte del joven médico que trató de alertar sobre el nuevo coronavirus