El impensado motivo por el que una princesa saudita fue condenada en Francia

El guardaespaldas real y el abogado de la princesa presenciaron el juicio en el que la hija del rey Salman de Arabia Saudita fue declarada culpable por ordenar a su guardaespaldas que detuviera y golpeara a un plomero por tomar fotos en el departamento de la familia real en París
El guardaespaldas real y el abogado de la princesa presenciaron el juicio en el que la hija del rey Salman de Arabia Saudita fue declarada culpable por ordenar a su guardaespaldas que detuviera y golpeara a un plomero por tomar fotos en el departamento de la familia real en París Crédito: AP
(0)
12 de septiembre de 2019  • 12:55

PARIS.- Un tribunal francés dictó una sentencia que generó grandes sorpresas: la hermana del príncipe heredero saudita deberá cumplir con 10 meses de prisión en suspenso y deberá pagar una multa de 10.000 euros. Pero lo más llamativo del caso fue el motivo de la condena. La princesa fue acusada de ordenar a su guardaespaldas que golpeara a un plomero que trabajaba en su departamento.

Hassa bint Salmán, la princesa de 42 años, es hija del rey Salmán y hermana del príncipe heredero Mohamed ben Salmán de Arabia Saudita, fue condenada por un episodio que ocurrió en el 2016. El 26 de septiembre de ese año, el plomero, Ashraf Eid, se encontraba refaccionando el departamento real en París y aprovechó la ocasión para tomar fotos dentro de la residencia, ubicada en la avenida Foch, cerca de los Campos Elíseos. La princesa lo vio y mandó a su guardaespaldas, Rani Saidi, a que golpeara a Ashraf Eid.

Mohammed ben Salman, hermano de la princesa condenada en Francia
Mohammed ben Salman, hermano de la princesa condenada en Francia Fuente: AFP

La princesa argumentó que encontró al plomero tomando cosas para venderlas y el guardaespaldas negó cualquier tipo de violencia, aunque se encontraron rastros de lesiones en las muñecas y moretones en la cara del obrero, quien debió hacer reposo durante cinco días, según orden médica.

"Cuando escuché a la princesa gritar pidiendo ayuda, fui hacia donde estaban. Los vi tomarse de las manos, con el teléfono. Agarré al obrero y lo controlé porque no conocía sus intenciones", explicó el encargado de la seguridad de la princesa.

Pero el plomero contó que durante 15 minutos la princesa lo amenazó. "Hay que matar a este perro, no merece vivir", habría dicho, a la vez que el guardaespaldas, según contó, le habría ordenado arrodillarse para besar los pies de la princesa. Varias horas después, Ashraf Eid salió del departamento, pero sin su teléfono.

La princesa Hassa bint Salmán no presenció la sentencia ni tampoco concurrió a las audiencias, pero su abogado, Emmanuel Moyne, dijo que apelará la sentencia, ya que consideró que no existe "ninguna prueba concreta" de la agresión y que su clienta fue condenada en base a "acusaciones infundadas". En tanto, el guardaespaldas también fue condenado por la Justicia, que le impuso ocho meses de cárcel y una multa de 5000 euros.

Agencias AFP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.