Sorpresa en las protestas de Atenas. El increíble caso del "perro manifestante"