La guerra que no termina: dos años y medio después de la caída del dictador. El juicio a Saddam, otro desafío para Irak