El líder de la ANP pidió ayuda a la UE y dijo que Israel "no juega limpio"