El líder palestino buscará la reelección

Arafat desafió a Bush y sus condiciones La ANP anunció elecciones libres para enero próximo y un amplio plan de reformas políticas No hay un candidato firme para reemplazarlo en el poder
(0)
27 de junio de 2002  

JERUSALEN.- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, desafió ayer abiertamente a Washington y anunció que se presentará como candidato en las elecciones que, según dijo, se celebrarán en enero del año próximo.

"Arafat declara oficialmente que la elección del presidente de la ANP y la del consejo legislativo tendrán lugar entre el 10 y el 20 enero", dijo el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, y agregó que también se realizará un amplio plan de reformas y que habrá elecciones municipales en marzo.

Cuando le preguntaron si Arafat participará de las elecciones, el ministro de Planificación palestino, Nabil Shaath, respondió: "Sí, definitivamente", y agregó que el veterano líder se lo dijo directamente.

El anuncio se produjo dos días después de que Bush exigió el relevo de Arafat como condición necesaria para la aprobación por parte de Washington de un Estado palestino, y en momentos en que las tropas israelíes afianzaban sus posiciones en los sectores autónomos de Cisjordania.

Las elecciones, previstas para entre el 10 y el 20 de enero, serán las segundas presidenciales y legislativas en la historia palestina, ya que los primeros comicios se celebraron en enero de 1996 y en ellos se impuso por abrumadora mayoría Arafat.

Esta vez, pese al llamado de Bush, tampoco parece haber un candidato fuerte que pueda hacerle sombra a Arafat. Por el momento, Abd Satr Al-Kasam, un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de An-Nayah, de Nablus, es el único que ha lanzado abiertamente su candidatura, aunque contaría con escaso apoyo.

Otros potenciales sucesores son el líder del Parlamento, Ahmed Qureia (Abu Ala); el ex jefe de seguridad de Gaza Mohammed Dahlan; el segundo de Arafat en la OLP, Mahmoud Abbas (Abu Mazen), y el secretario general de Al-Fatah, Marwan Barghouti, entre otros.

Ghasi Hamad, ex vocero de Hamas y actual editor del periódico Ar-Risala, considera que nadie desafiaría el liderazgo de Arafat, porque "no estaría capacitado para aceptar en sus manos la responsabilidad tan grande de firmar acuerdos y hacer concesiones en algo tan importante como el futuro y el destino palestinos".

"Nadie más puede competir con él; es el líder de Fatah y de la OLP, aunque, en mi opinión, ha fracasado en muchos campos", agregó Hamad.

"Cada vez que se presiona a Arafat, su popularidad aumenta entre los palestinos", declaró, por su parte, el analista político Hassan al Kachef.

"No creo que una personalidad cualquiera, incluso apoyada por Hamas, esté en condiciones de competir seriamente con Arafat, que se beneficia del hecho de ser percibido como aquel al que Estados Unidos e Israel quieren descartar", afirmó, en tanto, Abdel Karim Abu Salá, presidente de la comisión de leyes en el Consejo Legislativo.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?