El líder palestino dijo que "no capitulará"

(0)
28 de junio de 2002  

HEBRON.- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, advirtió ayer que no presentará su dimisión, ni renunciará a presentarse como candidato en la próxima elección de autoridades para la región, a pesar de la presión de los Estados Unidos en ese sentido, y consideró que la ocupación militar israelí en esta ciudad y en otros poblados autónomos dificultará la realización de los comicios del año próximo.

En una entrevista con el diario ruso Izvestia, Arafat dijo que desde Israel se hacen correr rumores sobre su supuesta renuncia. "No los crean, nunca voy a capitular", dijo el líder palestino.

En tanto, tropas israelíes sitiaron ayer la sede de la ANP en Hebrón, donde se atrincheraron militantes palestinos armados. Por tercer día consecutivo, el ejército israelí pidió la rendición de los milicianos que ocupaban el lugar y advirtió que, de lo contrario, tomarán por asalto la sede.

Helicópteros Apache artillados dispararon contra el edificio situado en la alto de una colina que domina la ciudad. Un dirigente del Hezbollah, el movimiento chiíta libanés, fue detenido en una de las dependencias. Además, Israel detuvo a otros 500 palestinos en el interior del país.

El ejército israelí ocupó además el cuartel general de la guardia presidencial de Arafat, la Fuerza 17, en Nablus. Una veintena de hombres que se hallaban en el lugar fueron evacuados, maniatados y con los ojos vendados.

Cerca de Belén, una unidad especial de la seguridad israelí capturó a un militante del Frente Popular para la Liberación Palestina. "El ejército debe sustituir a la Autoridad Nacional Palestina para defender a los israelíes", afirmó un vocero del ministerio de Relaciones Exteriores, Arthur Lenk.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?