El “Machu Picchu moderno” de Lima ganó el premio al mejor edificio nuevo del mundo