El mundo, en alerta roja por Grecia

Gobiernos y bancos centrales tienen listos planes de emergencia para blindar sus economías de un escenario de eclosión del euro
R. Armstrong
Jessica Toonkel
(0)
17 de junio de 2012  

NUEVA YORK/SINGAPUR.– Cuando anteayer mensajes urgentes comenzaron a llegar a los celulares, las alertas de correo electrónico se dispararon en las computadoras y los teléfonos empezaron a sonar, los 30 integrantes del equipo de riesgo empresario de la administradora de activos Legg Mason recibieron un mismo mensaje: "Conectarse de inmediato en conferencia". Algo grande está ocurriendo.

Esta vez se trató de un simulacro, pero en Legg Mason, con sede en Baltimore, quieren estar preparados para una eventual explosión, si Grecia abandona el euro.

Durante este fin de semana, las empresas, los bancos centrales y gobiernos de todo el mundo estarán como Legg Mason, en alerta roja, mientras los griegos se preparan para concurrir a las urnas, en una elección que podría ser decisiva para el futuro de la moneda única europea.

Algunos funcionarios y empresarios cancelaron el festejo del Día del Padre. Por ejemplo, el director de un fondo de inversiones de mil millones de dólares que vive en Hong Kong directamente desechó sus planes de vacaciones para prepararse por cualquier turbulencia.

Se trata de un estado de guerra que ya se volvió rutina para quienes siguen de cerca la profundización de la crisis de la eurozona, pero que, con las elecciones griegas, cobra un significado más acuciante.

Una victoria del partido de izquierda radical Syriza, que se opone a los términos del rescate internacional, aumentaría las chances de que Grecia abandone la eurozona.

Syriza y los conservadores están cabeza a cabeza en las encuestas.

Un asesor financiero de origen griego y con clientes en ese país dijo que hoy pensaba llamar a sus familiares de Grecia para hacerse una idea del cuadro de situación. Si la cosa suena mal, está listo para retirar de Europa todas las inversiones de sus clientes mañana mismo.

En Asia, cuyos mercados serán los primeros en reaccionar frente al resultado de las elecciones, los bancos han convocado a personal auxiliar y en un horario mucho más temprano del habitual. En Hong Kong y Kuala Lumpur, los operadores tienen pensado presentarse a trabajar a las 2 de la mañana –es decir, las 9 de la noche de Atenas– para estar frente a sus monitores cuando las noticias empiecen a llegar.

Por su parte, los bancos centrales dieron señales de estar dispuestos a responder lo antes posible, en caso de que las elecciones griegas generen inestabilidad financiera.

El Banco Central Europeo (BCE) dejó entrever, la semana pasada, una posible rebaja de la tasa de interés, y el gobierno de Gran Bretaña anunció que está dispuesto a abrir sus arcas y liberar fondos. Japón y Suiza anunciaron que defenderán sus monedas de cualquier movimiento indeseado si los inversores abandonan el euro en masa.

Morgan Stanley Smith Barney y el Merrill Lynch del Bank of America dijeron anteayer que sus asesores estaban alertas y disponibles, pero señalaron que su gente se viene preparando desde hace meses para los peores escenarios, como ser la salida del euro de Grecia.

Un banco europeo se mostró particularmente optimista: "El domingo [por hoy] es el Día del Padre… ¿Tenemos que cancelarlo? Definitivamente no. A estas alturas, todos sabemos que hay dos desenlaces posibles: adentro o afuera [del euro]. Si la pregunta es si pensamos que el domingo va a colapsar el mundo, la verdad es que la respuesta es que no", reveló un banquero que pidió no ser nombrado.

Otros ven una oportunidad. Investors Bancorp dijo, el jueves pasado, que pensaba comprarle Marathon Banking Corp. a su casa matriz griega, el Piraeus Bank, por 135 millones de dólares en efectivo. Marathon atiende a la comunidad greconorteamericana de los alrededores de Nueva York.

"El Marathon fue fundado hace 23 años por algunos empresarios griegos, y después de trabajar con ellos durante las últimas semanas, puedo afirmar que son conservadores, y buenos administradores de su franquicia", dijo anteayer el jefe de operaciones de Investors Bancorp, Domenick Cama.

Camiones con efectivo

Más allá del mundo de las finanzas, también los empresarios siguen de cerca la situación griega. Los laboratorios medicinales, como Roche y Novo Nordisk, empezaron a pedirles a algunos hospitales griegos que paguen en efectivo y contra entrega, pues los suministros médicos comienzan a faltar y las demoras en los pagos aumentan.

Frente al dilema moral de evitar una catástrofe sanitaria, alistan planes de emergencia que permitirían mantener el flujo de remedios hacia Grecia, en caso de que abandone la moneda única.

En Atenas, en tanto, los banqueros dicen que han tomado las medidas necesarias para evitar el faltante de efectivo en sus sucursales y cajeros automáticos. La demanda será monitoreada muy de cerca, y el Banco Central de Grecia estaría preparado para enviar camiones cargados de efectivo.

Las tarjetas de crédito y las empresas de pagos alistan planes de contingencia, y Visa Europa dijo estar trabajando con las autoridades para poner en funcionamiento un nuevo sistema en caso de que el país deje la moneda única. Muchas empresas dicen que aunque el resultado de las elecciones apunte a una salida de la eurozona, ésta no se produciría de inmediato, y que habría tiempo para prepararse para ese nuevo escenario.

De Grecia, al mundo: el impacto de la debacle

Cómo podría expandirse la crisis

Hace tres años, en Grecia se empezó a gestar la crisis de deuda soberana de la UE, con consecuencias que hoy se sienten, en diferentes grados, en todo el globo. Por este motivo, la salida de Atenas de la eurozona impactaría más allá de Europa: la amenaza de recesión global se volvería a instalar y podría originarse una corrida bancaria continental, algo jamás visto hasta ahora.

En alerta por el petróleo

La economía rusa apenas notó la crisis, pese a que Europa es un importante socio comercial. Pero sí se verá afectada si la crisis conduce a un descenso del precio del petróleo. Si la debacle del euro trae un descenso significativo del precio de las materias primas, clave para los ingresos en Rusia, la economía podría recibir un fuerte golpe. Otro de los riesgos es que los inversores vendan los activos financieros rusos: en 2011, el mercado de valores sufrió una caída del 43% por el temor al colapso bancario de la eurozona.

Una devaluación sin freno

El crecimiento fue del 5,3% en el primer trimestre de 2012, menos del 6% previsto, y lejos del 10% que llegó a tener durante muchos años, y que hizo ver en India a una naciente superpotencia. Además de tener los peores números en nueve años, el gobierno se enfrenta a una alta tasa de inflación y una moneda cada día más devaluada respecto del dólar. Sin embargo, con una moneda débil, India podría reiniciar su máquina exportadora, pero el éxito de esas exportaciones dependerá de la salud de Europa y de EE.UU.

Obama, complicado

La situación crítica de la eurozona golpea las exportaciones de Estados Unidos; de ellas, un 20% está destinado a la UE. Sacude también a su producción, en un momento de bajo crecimiento (la expectativa está apenas por encima del 2% para este año) y de casi nula creación de empleo. Esta situación adversa complica las aspiraciones de Obama a ser reelegido, ya que muchos le reclaman que no supo impedir que las ondas expansivas de la debacle europea hicieran temblar a EE.UU.

Cambio del modelo

Europa es el socio comercial más importante de China. Por la crisis, las exportaciones cayeron y varias compañías suspendieron parte de su producción. Desde 2011, la economía se está frenando, y el gobierno busca fomentar el consumo interno para minimizar el impacto de la caída de la demanda exterior. Si las exportaciones chinas a la UE siguen deteriorándose, la actividad interna se desaceleraría, y con ello, la demanda de importaciones, por lo que el precio de las commodities podría caer.

Una clara desaceleración

Brasil está afectado por la crisis de la eurozona, ya que la UE es una importante fuente de inversión y destino del 20% de sus exportaciones. En este contexto, vio desacelerarse su economía: de crecer un 7% en 2010, bajaría a un 2% en 2012. Además, por primera vez en años, se depreció el real contra el dólar un 25% en términos reales. Esto podría darle a Brasil un golpe a la autoestima si, para fin de año, después de haberse convertido en la sexta economía del mundo en 2011, vuelve a caer a la novena posición.

Un "frenazo brusco"

La conexión de la Argentina con la crisis europea es indirecta, a través de los vínculos del país con Brasil, Estados Unidos y Asia. Los analistas estiman que en un contexto de incertidumbre, una menor demanda de materias primas desde China será relevante si se transforma en algo permanente, y eso dependerá de que la crisis europea encuentre una solución rápida. No obstante, el "frenazo brusco" de la actividad se debe a la pérdida de competitividad por las devaluaciones del resto del mundo, y a la inflación.

Traducción de Jaime Arrambide

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?