Según un estudio norteamericano. El negocio del matrimonio: los casados ganan más que los solteros