En octubre, elecciones presidenciales en Brasil. El opositor Serra consolida su ventaja sobre Rousseff